ARQUEOLOGÍA: Descubren en La Libertad, Perú, restos del mayor sacrificio de niños del mundo [FOTOS]


Fueron hallados restos óseos de más de 140 niños y 200 llamas ofrecidos en un ritual de sacrificio hace 550 años. National Geographic acaba de revelar detalles de importante hallazgo arqueológico y ya es considerado el mayor sacrificio masivo de niños en América y probablemente de la historia mundial.

El que es considerado el mayor sacrificio masivo de niños en América y probablemente de la historia mundial, acontecido hace 550 años, ha sido descubierto por arqueólogos de la Universidad Nacional de Trujillo y de la Universidad de Tulane, en la provincia de Trujillo, región La Libertad.

En un reciente artículo en la edición web de National Geographic, escrito por Kristin Romey, editora y escritora que cubre arqueología y paleontología para esa prestigiosa publicación científica, se da cuenta que se trata de más de 140 niños y 200 llamas jóvenes que parecen haber sido sacrificados ritualmente en un evento que tuvo lugar en un acantilado azotado por el viento frente al Océano Pacífico, muy cerca de Chan Chan, la ciudad de barro más grande de América y capital del imperio Chimú, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.
 El lugar de los sacrificios es conocido como Huanchaquito-Las Llamas.
Las investigaciones científicas del equipo internacional e interdisciplinario, dirigido por Gabriel Prieto, de la Universidad Nacional de Trujillo, y John Verano, de la Universidad de Tulane, están en curso. El trabajo es apoyado por subvenciones de la National Geographic Society.
"Aunque se han registrado incidentes de sacrificios humanos entre los aztecas, los mayas y los incas en las crónicas españolas de la era colonial y se han documentado en excavaciones científicas modernas, el descubrimiento de un evento de sacrificios de niños a gran escala en la poco conocida civilización precolombina Chimú es un hallazgo sin precedentes no solo en América, sino en todo el mundo", señaló National Geographic en su informe.


"Personalmente, no lo esperaba (...). Y creo que nadie más se lo podría haber imaginado", admitió Verano citado por el informe difundido en la página internet de la National Geographic Society.
Pruebas con radiocarbono a sogas y textiles fecharon los objetos hallados en las
tumbas entre los años 1400 y 1450. 
Antigüedad
Las excavaciones se remontan a 2011, cuando se encontraron los restos de 42 niños y 76 llamas en un templo de 3,500 años de antigüedad.
"Para cuando finalizaron las excavaciones en 2016, se habían descubierto en el sitio más de 140 restos de niños y 200 llamas jóvenes", resalta el reporte.
Pruebas con radiocarbono a sogas y textiles fecharon los objetos hallados en las tumbas entre los años 1400 y 1450.
El lugar de los sacrificios, señala la publicación, es conocido como Huanchaquito-Las Llamas y se halla a unos 300 metros sobre el nivel del mar en medio de un complejo de viviendas residenciales en expansión de Huanchaco, distrito vecino a Trujillo.


Detalles del sacrificio
"Los restos esqueléticos de los niños y los animales muestran evidencias de cortes en el esternón, así como también dislocaciones de las costillas, lo que sugiere que el pecho de las víctimas se abrió y se separó, quizás para facilitar la extracción del corazón", detalla el informe.
 Los restos esqueléticos de los niños y los animales muestran evidencias de cortes en el esternón, lo que sugiere que el pecho de las víctimas se abrió y se separó, quizás para facilitar la extracción del corazón.
Los 140 niños sacrificados tenían edades que iban desde los 5 hasta los 14 años, destacó la investigación, que detalla que en el caso de las llamas estas tenían menos de 18 meses de edad.
Los niños fueron enterrados mirando el mar y los animales hacia el este, donde están los Andes. "Se trata de un sacrificio en forma de ritual, y es muy sistemático", subraya Verano.


La civilización Chimú se extendió a lo largo de la costa peruana hasta el actual Ecuador. El año 1475 desapareció al ser conquistada por el imperio inca.
National Geographic recordó que "hasta ahora, el más grande del cual se cuenta con evidencia es el sacrificio y entierro de forma ritual de 42 niños en el Templo Mayor en la capital azteca de Tenochtitlán (actualmente, Ciudad de México)".
Huanchaquito-Las Llamas puede ser una evidencia científica contundente para el
mayor evento de sacrificio de niños en masa conocido en la historia mundial.
¿Un evento sin precedentes?
Si la conclusión de los arqueólogos es correcta, Huanchaquito-Las Llamas puede ser una evidencia científica contundente para el mayor evento de sacrificio de niños en masa conocido en la historia mundial, escribe Kristin Romey.
Hasta ahora, el mayor evento de sacrificio masivo de niños del que tenemos evidencia física es el asesinato ritual y el entierro de 42 niños en el Templo Mayor, en la capital azteca de Tenochtitlán (la actual Ciudad de México).
El descubrimiento de víctimas individuales de sacrificios infantiles recuperadas de los rituales de la cima de una montaña inca también captó la atención del mundo.

Negociación con fuerzas sobrenaturales
Sin embargo, el sacrificio masivo de niños y llamas jóvenes que tuvo lugar en Las Llamas, parece ser un fenómeno previamente desconocido en el registro arqueológico, e inmediatamente plantea la pregunta: ¿Qué motivaría a los chimú a cometer tal acto?
El Niño-Oscilación del Sur (ENSO en inglés) es un patrón climático que calienta y enfría el océano Pacífico tropical. Durante una fase cálida de El Niño, las temperaturas de la superficie (en rojo) se extienden a lo largo del ecuador, provocando lluvias torrenciales y causando estragos en las pesquerías costeras. Los investigadores sugieren que el sacrificio en Las Llamas pudo haber sido un intento de apaciguar a los dioses y mitigar los efectos de un gran evento ENSO que ocurrió alrededor del año 1400-1450.
El dato
-En su apogeo, el imperio Chimú controlaba un territorio a lo largo de la costa del Pacífico y valles interiores, desde la moderna frontera entre Perú y Ecuador hasta Lima.
-Solo los incas dominaban un imperio más grande que los Chimú en América del Sur precolombina, y las fuerzas incas superiores pusieron fin al imperio Chimú alrededor del año 1475 después de Cristo.
-Los 140 niños sacrificados tenían edades comprendidas entre los 5 y 14 años; la mayoría estaban enterrados mirando hacia el oeste, en dirección al mar. Las llamas tenían menos de 18 meses de edad y generalmente se enterraban mirando hacia el este, hacia las altas cumbres de los Andes.
-Los investigadores creen que todas las víctimas humanas y animales fueron asesinadas ritualmente en un solo evento, en base a la evidencia de una capa de barro seco que se encuentra en la parte oriental, menos perturbada del sitio de 2,286 metros cuadrados.
-Muchas de las 200 llamas de sacrificio están tan bien conservadas que, después de 500 años, los investigadores pudieron recuperar las cuerdas con las que estaban atadas, el contenido del estómago y restos de plantas atrapados en su pelaje.
Fuentes: www.rpp.pe / ANDINA / AFP /
Puedes leer el artículo referencial AQUÍ.
Anuncios:
Comparte en Google Plus

Autor FÉLIX RODRI

Artista, folclorista y activista político/cultural. Apasionado investigador y difusor de la cultura peruana. Editor en jefe de la Revista Virtual Perú Folklórico y colaborador en otras plataformas similares.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :